¿Qué es el cáncer?
En tratamiento
Consultorio
Factor Psicológico
Testimonios
Foros
                                                  
                                                  

Testimonio de Viviana B. Reinoso.

 

Mi nombre es Viviana, soy de Bs. As y trabajo de auxiliar en una escuela pública.
Mí  vida era normal hasta que un día sentí un dolor raro en mi estomago, fui a mi Dr. de cabecera, le pedí que me hiciera una orden para practicarme una endoscopia, ya que padecía de acidez frecuente, pero mi alarma fue ese dolor que no conocía, algo así como un espasmo, una contracción que era dolorosa, pero soportable, un dolor que nunca había sentido.

Consigo una cita con el gastroenterólogo, el cual me realiza la endoscopia y me dice que tengo una ulcera muy chiquita, me recomienda una medicación antiinflamatoria y antiácida. De todos modos en 10 días tenía el resultado de la biopsia que hizo durante la practica.

El 3 de Agosto del año 2010, recibo una llamada telefónica de la recepcionista del consultorio del gastroenterólogo, la  cual me dice que el Dr., quería verme en la próxima consulta del 5 de agosto,  ahí algo intuí, y me dije que algo estaba mal, los médicos no te llaman a tu casa a no ser… algo malo.

Fui a la consulta, sola (ya que nunca imagine lo que venia), y con mucho pesar, me dio  la noticia de que tengo un tumor malo, con células malas. La indicación inmediata era una cirugía en carácter de urgente, para poder “sacar” lo malo que encontraron, me indican una tomografía computada de urgencia y ni bien tenia el resultado tenia que ir al cirujano.

El 15 de Agosto me encuentro con el cirujano el cual después de ver el resultado de la tomografía me dice: ¿Ud. sabe lo que tiene no? cáncer gástrico. Sí, le dije, me lo informó el gastroenterólogo. Bueno, dijo el doctor, hay que operar con urgencia, sacó su agenda y me dio fecha para el 2 de septiembre del mismo año. 

Durante esos días, no dormí, sufrí, lloré, me arrastré en el piso pidiéndole a Dios, que me librara de este mal, tuve que recurrir a tranquilizantes, es horrible lo que se siente, mi cabeza estallaba de dolor, jamás imagine una noticia semejante. Mi esposo, quien me acompaño siempre a las consultas, no dejaba de alentarme, dándome animo y diciéndome que este tranquila, que Dios estaba con nosotros y no iba a permitir que algo malo me pase. Mis hijos constantemente me daban mensajes de ánimo y fe. Mi nuera, mis amigos y hermanos de la iglesia jamás me dejaron sola.

Me realizaron todos los estudios pre-quirúrgicos y el 2 de Septiembre al mediodía me internaron para la operación. Realizada la misma, estuve en terapia intensiva 4 días y me trasladan a sala común en la cual estuve 3 días más. Durante 7 días, no comí, no bebí nada en absoluto, solo sueros y no se cuantas cosas más, ya que había cinco frascos colgando de un pie de sueros.

El cirujano, viene a hablar conmigo, y me dice lo que ya le había dado el parte a mi familia al terminar la operación, que todo había salido muy bien, que me tuvieron que realizar una hemigastrectomía, que no había a la vista nada, y que teníamos que esperar el resultado de la biopsia para una mejor información. Me dieron el alta el 9 de septiembre, me lleva mi esposo a casa y después de 10 días vamos a buscar el resultado de la biopsia. Realmente estaba muy tranquila, tantos mensajes de fe de mi familia y todos mis conocidos me daban tranquilidad, y más aún tenia fe que Dios en sus promesas decía que él se había llevado todas las enfermedades. Isaías 53:4,5 dice: Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores, y por su llaga fuimos nosotros curados.

El cirujano lee el resultado, y me dice que milagrosamente no tenia nada, que todo salió con la operación, que tuve "suerte" de haberlo descubierto a tiempo, recién "nacido". Como me dijo mi hija menor, de todos modos tendría que ir a ver al oncólogo que el tenía la ultima palabra acerca de algún tratamiento o no.

Consigo consulta con el oncólogo, y después de ver minuciosamente todos los estudios desde el primero al último, me dice que, lo que tuvo, ya no lo tiene mas, ya paso, es milagroso. Para prevención le vamos a hacer 25 sesiones de radioterapia. las cuales asistí con asistencia perfecta.

Hoy después de 4 meses, Dios  me libro del cáncer de estomago, Gracias a Dios solo fue casi un mes mi penar, hemos llorado mucho de alegría y agradecimiento a Dios por su fidelidad, a los médicos por su profesionalidad.

Animo a todos quienes padecen esta enfermedad,  no pierdan la fe, que se vuelquen a Dios, que él es fiel, a mi me libro del cáncer, y puede hacerlo con todos, porque él es misericordioso.

Hoy mi vida vuelve a estar tranquila, rodeada de mi familia, nuestra fe creció más y más. Gracias,

Viviana.

cancer gastrico 14 días después de la operación

cancer 3 meses después de la operación

cancer estomago Mi familia!

 

¿Te gustaría compartir tu experiencia? Escríbenos a contacto@venciendoelcancer.com.mx

Preguntale a nuestros expertos. Da clic aquí para hacer una pregunta.


Share |